Carretera Nacional 634 PK 242,30, 39500 Cabezón de la Sal - Barrio de Cabrojo, (Cantabria) 942 708 847

El Poblado Cántabro de Cabezón de la Sal

El Poblado Cántabro, un viaje en el tiempo

 

¿Quieres conocer cómo vivían los cántabros hace 2000 años? ¿En qué creían? ¿Cómo lucharon contra el ejército romano del Emperador Augusto? La visita al Poblado Cántabro de Cabezón de la Sal te ayudará a conocer más de la historia de Cantabria y sus gentes.

¿Cómo llegar? Desde La Retama coges la primera salida en la rotonda dirección Cabezón de la Sal. A 4 km te encuentras el pueblo. Lo atraviesas sin salir de la Nacional 634 y tras pasar una rotonda te encontrarás a la izquierda en un alto un espacio amurallado con un edificio anexo. Para no invadir el carril contrario puedes hacer el cambio de sentido en una rotonda cercana. Dispone de un pequeño aparcamiento gratuito, pero también puedes aparcar en las calles cercanas.

 

¿Qué te vas a encontrar? El Poblado Cántabro está situado en un alto llamado el “El Picu La Torre” y es una recreación de castros que se encontraron en La Ulaña (Burgos) y Barahones (Palencia) ya que antiguamente Cantabria abarcaba más territorio que en la actualidad. Se compone de 3 edificaciones circulares que representan diferentes épocas y en las que se aprecia cómo va cambiando la distribución, los enseres y la forma de vida de sus habitantes.

Verás un torno de alfarero y ejemplos de cómo vestían. Seguro que te llama la atención los techos fabricados con brezos y escobas y la distribución de las viviendas.

Podrás sentarte junto al fuego de sus cocinas, rodeadas por el telar, las cerámicas  y almacén, los aperos de labranza, el armamento etc... Cada cabaña te transportará a diferentes momentos, desde final de la Edad del Bronce (hacia el s.VIII a. C.), pasando por algunas fases de la posterior Edad del Hierro hasta la aparición de los cántabros plenamente históricos que lucharían contra las legiones romanas en tiempos del emperador Augusto.

La visita es guiada y escucharás la leyenda de Corocotta, el origen de la estela cántabra y aspectos sobre la forma de vida representada en las cabañas.

El precio de la visita es de 1 euro para los niños (hasta 12 años) y de 2 euros para los adultos. Los menores de 3 años no pagan. Duración, 45 minutos.

 

Consejos retameros: La visita al Poblado Cántabro es una de las preferidas de las familias con niños y un complemento perfecto del Bosque de Secuoyas que se encuentra a escasos kilómetros.

Las visitas están programadas en las horas punta pero los horarios y pases dependen de la época del año, así que lo mejor es que lo consultes previamente en las redes sociales de la oficina de Turismo de Cabezón de la Sal  (Twitter y Facebook)  o directamente en el teléfono 942 700332.

Si viajas en grupo (más de 10 pax) puedes hacer la reserva anticipada. En el resto de los casos hay que estar 10 minutos antes del inicio de la actividad. También se realizan talleres para niños, sobre todo en verano.

El acceso y el recorrido tiene desniveles y alguna cuesta por lo que las personas con algún problema de movilidad puede tener dificultades.

 

 

Esto es todo, ahora sólo te queda disfrutar de la visita al Poblado Cántabro y recuperar fuerzas con un buen plato de la gastronomía de Cantabria.

Puedes contarme qué te ha parecido el Poblado Cántabro de Cabezón de la Sal en los comentarios al post :)

 

 

 

¡Comparte esta entrada!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

No hay comentarios

Ahora es tu turno

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies